Mis prácticas

Llevo ya unos días de prácticas en un instituto y escribiendo una memoria (superaburrida) con todos los detalles pedagógicos y demás torturas que utilizo para experimentar con esas pequeñas criaturitas denominadas genéricamente con el nombre de alumnos.

Estoy a la vez en dos cosas, por culpa de la maldita burocracia:

1) En física y química: porque es la materia en la que hago el CAP (viene aquí bien explicadito lo que es).

2) En Tecnología: porque es la especialidad a la que me presento en las oposiciones de junio. En el CAP no se contempla la posibilidad de matricularse por esta asignatura, así que me he apuntado a la más parecida, que es física y química (digo yo).

En Física y química la clase es de 3º de ESO (el 1º de BUP de toda la vida), tienen 14 años y todo les hace una gracia espantosa. Pero es un grupo bastante bueno, y les encanta participar y hacen miles de preguntas, algunas totalmente fuera del tema. Va uno y dice:
- Profe, estoy viendo en la Tabla Periódica que hay un elelmento que se llama Lutecio, eso...¿Por qué es?
- Porque el que lo descubrió se llamaba así.
- ¿Entonces alguien puede llamarse Lutecio?
- Sí, pero ese no es el tema que estamos tratando.

Carcajada y desorden general.
Son bastante majetes, aunque para conseguir que se callaran tuve que quedarme muy seria, mirándoles con odio. Se empezó a oir: "callaros, callaros, dejar a la profe". Y se callaron. Eso me subio la autoestima. Claro que luego tuve que esperar 5 minutos a que uno me respondiera una pregunta:
- Peso atómico del oxigeno.
- Es que no he hecho los ejercicios.
- Bueno, pues lo haces ahora.
- Es que no lo sé.
- Pues lo miras en la tabla.
- Es que no tengo tabla.
- Pues se la pides a un compañero.
Pufff santa paciencia que hay que tener. Al siguiente le pregunto el símbolo del oxígeno y va y me dice: "Círculo". Menos mal que sonó el timbre porque no sabía si descojonarme en su cara o estrangularlo delante de todos para que no me tomaran a pitorreo.

En Tecnología he visto todo lo que puede haber:

2º de ESO: Imaginaos chavales de 13 años sueltos en un taller, haciendo un ascensor de madera de balsa, con limas de metal, punzones, seguetas y el pavo muy subido. Resultado: mucho, mucho miedo. La profesora les dejaba muy libres y pude ver: un chaval empujando a otro constantemente hasta que recibió una patada, otros dos encarándose y pegándose, una chica quejándose porque le habían tocado el culo y a otra, varios compañer@s la martirizaban constantemente con su nombre: "Lorena me das pena", "Lorena estás to buena"...

1º de ESO: Chavales de 12 años en un instituto, en clase de ordenadores (tecnología también se ocupa dela informática) aprendiendo a dar formato en documentos de Word. Da igual lo que les expliques, ellos lo hacen como les sale de las narices. El profesor les había dicho que escribieran todo de un tirón y luego que le dieran el formato. Cuando les miro, tenían todos las letras de colores, centradas, enormes y el profesor se acercaba y les borraba el documento: "Empiezas otra vez".

4º de ESO: Una clase de electrónica digital, con cosas muy sencillitas sobre puertas lógicas y mini-tablas de verdad. Muy sencillo, pero yo nunca lo había visto en el instiuto. Lo malo es que a algunos de los alumnos les importaba menos que el IBEX35 a un recién nacido, pero bueno. Es que los chavales ya con 15 años tienen más mala leche.

Conclusión final (y ya acabo porque parece que me va a salir un post eterno): Lo bueno de la enseñanza está en si te gusta y si te caen bien los chicos, si odias a la juventud, mejor es dedicarse a vender Orange por teléfono. Hay veces que te dan ganas de taparles la boca con cinta americana, pero en general, cada día no es como el anterior y te puedes reír mucho por dentro viendo las cosas que pasan en las clases.

2 comentarios:

Inés dijo...

Yo creo que no conseguiría hacerme respetar, pero lo que está claro es que nos vamos a reír un montón con tus anécdotas cuando seas profe :D (me ha encantado lo de que el símbolo del oxígeno es un círculo XD)

Groilés dijo...

El circulo!Si te tocan las narices siempre te puedes vengar y a la vez sacarle partido haciendo como ese profesor resentido, y sacar en un libro todas las burradas de tus alumnos. Pero yendo un paso más allá y ponerlas con nombres, apellidos y nick del messenger.